Coca-Cola se equivoca con las latas blancas de Navidad

5
Renunciar a los códigos de color de una marca tiene su riesgo. Como lo demuestra el ejemplo de Coca Cola que ha tenido que parar la producción de sus nuevas latas navideñas en blanco y decoradas con osos.
Coca Cola tras un acuerdo con la fundación World Wildlife, lanzó en octubre la campaña “Arctic Home”, con el fin de concienciar sobre la vulnerabilidad al cambio climático del Ártico y el hábitat de oso polar. Como parte de esta campaña, Coca cola lanzó por primera vez en su historia una lata blanca, con un oso polar y dos oseznos. La idea era comercializar este nuevo envasé hasta febrero de 2012, lo que suponía unos 1.400 millones de latas.
La nueva lata “blanca” de Navidad

Finalmente, solo se han puesto a la venta 1.000 millones y han tenido que volver a las latas rojas. Según periódicos locales, muchos consumidores se quejaron de que era fácil confundir estas nuevas latas especiales de navidad con las latas plateadas de Coca Light, otros, tenían la sensación de que la Coca Cola clásica tenía un sabor diferente en las nuevas latas y otros, opinaban que había sido un sacrilegio cambiar de esa forma la lata clásica.
La nueva lata de Navidad se confundía con la lata de Coca Light
Es verdad que Coca Cola renueva periódicamente sus packagings por razones de Marketing, pero no hay que olvidar que a la gente no le gusta los cambios, un principio que tenemos muy claro a los que nos gusta la experiencia de usuario, ya que es una de sus máximas (ver el post “el usuario no quiere cambios“).
LA SOLUCIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*