Conviértete en el Heisenberg del Content Marketing

El 29 de septiembre del año pasado, más de 10 millones de estadounidenses estaban frente a la pequeña pantalla disfrutando del último episodio de una serie que muchos consideran como una de las mejores de todos los tiempos: Breaking Bad. Emitida en la televisión por cable AMC, la historia trata de un triste profesor de química, Walter White, que se lanza a fabricar y a traficar con metaanfetaminas, una potente droga, para poder pagar su tratamiento de cancer y poder asegurar un futuro a su familia el día que él fallezca.

Además de un escenario genial, actores extraordinarios y una puesta en escena estéticamente perfecta, Breakin Bad describe, en cierta medida, un fulgurante ascenso empresarial: el de un verdadero businessman que logra crear e imponer un producto, aunque sea ilegal, en un sector muy competitivo, creándose una imagen de marca sólida y respetada.

Conviértete en el Heisenberg del Content Marketing

¿Como Heinsenber (el apodo bajo el que se escondía Walter White) logró alcanzar tal éxito empresarial? Pues aquí os expongo algunas elecciones que he aprendido durante las 5 temporadas, y que en mi opinión, deberían ser aplicadas en cualquier estrategia de Content Marketing (siempre de forma legal, claro está ;-)).

Para aquellos que aún no han visto el último capítulo de la serie Breaking Bad, que no se preocupen: este artículo es 100% sin spoiler.

1. Content Marketing: Priorizar la calidad

Walter White (acompañado de su fiel acólito, Jesse Pinkman) no llega a triunfar por casualidad. Es gracias a su gran experiencia como químico, que crea un producto cualitativamente inmejorable: el «Blue Sky», cuyo nivel de pureza es del 99,1%, le asegura un rápido reconocimiento entre los consumidores.

Esto mismo vale para vuestro negocio. En vuestra estrategia de Inbound Marketing, es por la calidad de vuestro contenido que será juzgado vuestro conocimiento. Cada artículo, cada ebook, cada vídeo… cada oferta que produzcáis es el testimonio de vuestro verdadero valor, y es por eso por lo que vuestro target os juzgará. Publicar sólo contenido de gran calidad y que sea susceptible de interesar a vuestro público objetivo. No contentaros con un buen artículo. Intentad ser brillantes, innovadores, excepcionales.

2. Content Marketing: Desarrollar vuestros canales de difusión

El Blue Sky puede ser la mejor droga que se haya inventado, pero si el producto no sále del laboratorio de fabricación (o de la caravana en medio del desierto), nadie podrá dar fe de ello. Walter y Jesse se apoyan en una sólida red de distribución para llegar a sus consumidores y venderles el producto.

Vuestro laboratorio es el blog. Representa vuestro lugar de trabajo, el lugar donde vuestro equipo trabaja día a día para producir el mejor contenido posible. Pero si no lo distribuís más allá de vuestro website, nadie lo leerá y no reportará nada. Es por ello, que deberéis establecer el perfil de vuestro cliente con el fin de seleccionar los canales de distribución que más utilizan. Luego, os bastará con aumentar vuestro reach difundiendo de forma sistemática vuestro mensaje, ya sea a través de las redes sociales, email, newsletter o incluso con artículos guest blogging. Desarrollar una técnica, utilizar ciertas herramientas y aseguraos que vuestro producto aterriza cada día en las manos de vuestros consumidores.

3. Content Marketing: Cuidar vuestro Personal Branding

  • Tuco: «¿Qué es esta cosa? Es azul»
  • Walter: «Hemos utilizado un proceso químico diferente, pero te aseguro que es más puro que el que está acostumbrado a ver»
  • Jesse: «Es azul, pero es la bomba!»

– Walter y Jesse presentando el Blue Sky al traficante de droga Tuco Salamanca.

Sed también diferentes a vuestra competencia. Producir contenido en el que realmente creáis. Transmitir a través de vuestros artículos, vídeos, infografías, etc., vuestros valores, dar sentido a lo que hacéis, y esforzaros en intentar desarrollar una comunidad en torno a vuestros productos y servicios. Ya sea para una persona o una empresa, el Branding es lo que os asegurará un posición única y diferenciadora frente a vuestra competencia.

4. Content Marketing: Adaptaros a vuestro entorno

Debido al carácter ilegal de su actividad, Jesse y Walter se vieron obligados varias veces a revisar su metodología de trabajo: nuevos emplazamientos, nuevas instalaciones, nuevos socios, nuevos procesos, etc. Sin olvidar el deseo de mejorar el producto final con ajustes de fabricación.

No hay que encerrarse en una metodología rutinaria. Vigilad los indicadores adecuados a través de Google Analytics (número de visitas, tasa de rebote, tiempo pasado en el site, veces que se comparte, etc.) y realizar pequeños ajustes en vuestros procesos cotidianos. Por ejemplo, redactar artículos más cortos (pero teniendo en cuenta el mínimo para su optimización SEO), cambiar el asunto de vuestras newsletter, cambiar la ubicación de vuestrso Call to Action (CTA), etc. En definitiva, optimizar lo que funciona y eliminar lo que no funciona.

Y no sólo a nivel de Marketing se pueden realizar analogías, sino también, con otras areas de negocio: problemas operativos (producción, supply chain), cuestiones de dirección (gestión de riesgos, política de precios), temas funcionales (remuneración de los colaboradores), etc. Breaking Bad es el arte de imponerse a la competencia en un mercado sin talento.

 Fuente



Author: Samuel Diosdado
20 años experiencia en Marketing, 10 años en Marketing Digital. Consultor de Marketing freelance. He trabajado como responsable de Marketing y he colaborado en el proceso de transformación digital de PYMES. Google

Deja un comentario

*