Landing page: 5 errores que no hay que cometer

18

Sé que ya hay mucho escrito sobre el tema y yo tengo artículos al respecto, pero nunca esta de más el hacer un recordatorio sobre lo que debemos hacer o no hacer para que una landing page funcione, es decir, que el internauta que aterrice en ella haga lo que queremos que haga: pedir una cita, solicitar un presupuesto, descargarse un ebook, solicitar una llamada, registrarse en una newsletter, etc.

El enemigo jurado y público de la landing page es la tasa de rebote. Va en contra de la tasa de conversión y la captación de la atención. Para reducir al máximo el déficit de enganche y lograr optimizar el resultado de la landing page, hay que pensar en: contenido pertinente, amigable (ergonomía web) y que responda a las necesidades del usuario… ¡vamos! un AIDA (Atención, Interés, Deseo y Acción) en toda regla.

Para lograr que la tasa de conversión aumente y reducir la tasa de rebote (sin conversión), debemos evitar cinco principales errores.

5 errores a evitar para optimizar la landing page

1. Mensajes muy numerosos, confusos y complejos

¡Horrible! Para tener éxito con una landing page, la regla de oro es… KISS. Es decir, “Keep It Simple Stupid“. Los usuario huyen como de la peste de las páginas de aterrizaje sin un mensaje claro, por desconfianza y porque el tiempo de atención de un internauta es muy reducido. Como escribí en artículos anteriores, si en los 10 primeros segundos de visita a una landing page o website, el usuario no tiene claro que lo que se ofrece es lo que está buscando, se marchará. Y sobre todo, nunca solicitarle datos personales en un primer contacto.

Una landing page, un mensaje, un objetivo de conversión. Por lo que debemos empezar por redactar un titular de oferta claro, corto y pertinente y, orientado a vuestro público objetivo.

2. Une audiencia no focalizada, una oferta inadaptada

Es una de la principales causas de una tasa de rebote alta en una landing page. Da igual la calidad del diseño y de la redacción de la landing page, si la oferta no responde a las necesidades de la audiencia a la que va dirigida, no hay ninguna posibilidad de lograr su conversión en el embudo de venta. Por ello, si fuera posible, dentro de los objetivos de Marketing es importante realizar un estudio de personas y poner en práctica estrategias diferenciadas. En una landing page, hablamos de A/B testing para identificar los dispositivos más pertinentes y potenciar la estrategia que mejor scoring está teniendo con vuestro público objetivo.

landing-page-optimization

Debe existir una correlación entre lo que anunciamos en la red y el contenido de nuestro site.

3. Un tiempo de espera largo

Ante todo, una landing page debe ser un elemento agradable y fácil de usar o de navegar para seducir y, convencer a los potenciales internautas. Incluso para un producto o servicio que realmente necesitan o desean, no están dispuestos a esperar mucho (la competencia está a 1 clic de distancia). El primer criterio de una buena experiencia de usuario (UX) en una página de aterrizaje es el tiempo de carga limitado. Pensad que cada segundo de retraso en la carga de una página, supone un 7% menos de conversiones, un 11% menos de páginas vistas y la satisfacción del usuario decrece un 16%… no digo más. Por ello, antes de lanzar una campaña, hay que verificar la velocidad de carga de la landing page en Pingdom Speed Test o PageSpeed Insights de Google.

Cada segundo más de carga, supone un 7% menos de conversiones

4. Demasiado ruido visual

Pop-ups inoportunos, publicidad visual agresiva, descuentos y promociones a gogo, CTAs (call to action) por doquier, imágenes inútiles o de mala calidad, texto por todas partes (que no quede un espacio en blanco libre). ¡NO! Cuidar el diseño de la landing page siendo minimalistas. La landing page debe estar al servicio de su función primordial (la conversión): limpia y agradable, asegurando al correcta transmisión del mensaje y suscitando el clic sin distracción. La importancia del espacio en blanco en al experiencia de usuario.

experiencia de usuario, errores en una landing page

¡OJO! Esto no quiere decir que sólo haya que poner un buen claim, una foto y un formulario… a veces, es necesario ofrecer mayor información al usuario: donde estamos, ciertos elementos de garantías y seguridad, etc.  qué bien organizados, también pueden quedar limpios y claros. Es decir, una marca muy reconocida se puede permitir el lujo de ser muy minimalista ya que el resto de valores se le dan por hecho, pero si una marca no es conocida, posiblemente sea necesario ofrecer al internauta ciertos items del negocio que le den seguridad.

5. No dar las gracias

En una landing page las buenas maneras también cuentan. Simplemente dar las gracias a los potenciales clientes o clientes. Sin ser demasiado intrusivos y con un verdadero valor añadido, le podéis ofrecer el manteneros en contacto con ellos para guardarlo activo: redirigiéndolo al vuestro blog, ofreciéndole seguiros en las redes sociales o inscribirse en nuestra newsletter periódica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*