Mikado: crear un bad buzz para promocionar tus productos

28

Mientras que la mayoría de las marcas y empresas temen el bad buzz, y con razón, algunas no dudan de crearlo apropósito para que hablen de ellas.

El buzz suele ser muy arriesgado ya que la imagen de la empresa se puede ver seriamente afectada, pero no es menos verdad que todo va muy deprisa en las redes sociales, y normalmente suele ser rápidamente olvidado, aunque durante un periodo de tiempo corto pero muy intenso, numerosos internautas hablan y se suscriben a los perfiles sociales de las marcas en cuestión, por curiosidad, por ganas de comentar o simplemente porque descubren que una marca que les gusta esta en las redes sociales.

Generalmente, los que se han suscrito durante el bad buzz, suelen continuar una vez finalizado, por lo que siguen expuestos a las publicaciones de la empresa. Además, si esta última ha conseguido salir de manera humorística o bien de su error, entonces es para matrícula de honor.

Hace poco descubrí que en Francia, la marca Mikado había logrado salir con éxito de un bad buzz creado por ellos mismos. El gancho para este bad buzz, fue el supuesto lanzamiento del Mikado Stick sin chocolate.

Preparando el bad buzz. Publicidad totalmente real en Internet

Para generar un bad buzz nada como lanzar una campaña con todos los elementos publicitarios. Para ello, Mikado desarrolló piezas visuales promocionando la última novedad de su gama de productos: el Mikado Stick, un Mikado sin chocolate!!

badbuzz mikado 1

Para que el bad buzz cogies intensidad, la marca lanzó el hashtag #MikadoStick. Hashtag que también se promocionó.

Además, la marca difundió videos publicitarios en su cadena en Youtube y en Facebook, que realmente aparentaban publicidad real. No parece un fake.


Evidente, crea una página para este nuevo producto en su site.

bad buzz mikado 6

El bad buzz ya puede empezar!!

Obviamente una idea tan absurda, pero que parecía muy seria, encendió rápidamente las redes sociales. El hashtag #MikadoStick empiezó a aparecer en miles de tweets y los internautas empiezaron a rivalizar en bromas y memes para reírse de la ocurrencia de la empresa. En ese momento, todo el mundo pensaba que Mikado iba a lanzar un producto sin chocolate.

badbuzz mikado 3

El bad buzz fue a más cuando una emisora de radio lanzó el hashtag #LeMikadoSansChocolatCestAussiConQue (#ElMikadoSinChocolateEstanestupidoComo). Más de 8000 tweets se postearon con este hashtag, riéndose del nuevo producto.

badbuzz mikado 4

Mikado reaccionó pero no para poner fin al buzz, sino para mantenerlo. El community manager empezó a contestar a los hashtag e invitando a la reflexión. Esto avivó más aún el bad buzz.

badbuzz mikado 6

La revelación final

Dos días después del lanzamiento del buzz, la marca reveló la verdad en un vídeo, el que promocionaba el Mikado King, un Mikado con 2 veces más de chocolate.

El motivo de este bad buzz orquestado por la propia empresa fue porque tras haber lanzado hacia varios meses el Mikado King, las ventas no despegaban. A pesar de las diferentes campañas publicitarias en televisión, radio, publicidad exterior y en redes sociales, el nuevo producto no lograba los objetivos marcados por la compañía. Hacía falta una estrategia más impactante para comunicar que Mikado con chocolate está bueno, pero con el doble de chocolate, aún mejor.

Tras haber puesto a los internautas frente a esta evidencia, haciéndoles ver que un Mikado sin chocolate no tenía ningún sentido ni interés, sólo quedaba el mostrarles que había un producto con la doble cantidad de chocolate, para resucitar su interés. ¡Bien jugado!

La marca había decidido recurrir a la psicología inversa para optimizar el impacto de su campaña de Mikado King y aumentar las ventas de este producto.

Los resultados de la campaña digital del bad buzz

Se logro incrementar las ventas del nuevo producto y se el engagement en redes sociales creció un 300% y la audiencia orgánica se estima en más de 3 millones de personas en cuatro días. Impresionante!

Esta campaña de desmarca de las habituales ya que recurre al bad buzz para dar a conocer la verdad sobre un producto. Al programar un bad buzz, la marca se aseguraba una fuerte cobertura mediática, sobre todo en las redes sociales que es donde se lanzo el buzz. Para evitar que se les fuera de las manos y se volviera contra ellos, alimentaba las conversaciones y siempre controlaba su comunicación. Una estrategia en la que el objetivo de hacer hablar de uno mismo y de promover un producto se logro satisfactoriamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*