Social Media: Como elaborar una estrategia de contenidos

27

Crear una estrategia de contenidos es una ocasión fantástica para establecer un vínculo directo e informal con nuestro target. Pero, ¿Por dónde empezar?

Algunos os dirán que con postear algunos artículos sobre la marcha es más que suficiente. Sin embargo, una buena estrategia de contenidos no se improvisa. Se logran buenos resultados creando un contenido que atraiga personalmente a los internautas. ¡Efectivamente! Conseguir un sitio en su “news feed” hay que ganárselo… y como el tema no es fácil, aquí tenéis cuatro puntos que debéis tener siempre en mente para guiaros en vuestras reflexiones.

estrategia de contenidos social media

1. Conocer bien tu target y sus inquietudes

Un buen conocimiento de tu comunidad (su edad, su perfil socio-demográfico, sus hábitos, sus intereses e inquietudes) constituyen un punto de partida obligatorio. Más aún, un análisis de las palabras claves populares también es útil. No es que os tengáis que convertir en “especialistas SEO”, pero seguramente no querréis dejar de lado las expresiones más utilizadas por vuestro público objetivo, para hablarles con sus propias palabras. Piensa que al final del día, el objetivo es atraer su atención. Hay que determinar qué temas les interesan y extrapolar todos los posible intereses derivados. Es en esto en donde reside toda la complejidad de una buena estrategia de contenido que hará que vuestros lectores se enganchen.

En mi caso, una gran fuente de información para la elaboración de los contenidos suele ser el personal de la empresa que esta en contacto directo con los clientes, en mi caso son las asesoras y médicos de las clínicas. Personas que se relacionan directamente con los potenciales clientes: conocen de primera mano que buscan los potenciales clientes, cuáles son sus inquietudes, porque quieren realizarse tal o tal tratamiento, cuales son los frenos para contratar un tratamiento, etc.

2. Saber donde y cuando hablarles

Ahora que ya sabéis lo que le interesa, debéis saber donde navega vuestra audiencia y cuando. LinkedIn, por ejemplo, es una herramienta eficaz para desarrollar una comunidad B2B (Business to Business), Facebook y Twitter es perfecto para B2C (Business to Consumer), aunque líneas editoriales diferentes. Siempre apoyado por un  blog y/o una plataforma para compartir vídeos. También existen herramientas para monitorizar la web, y otras para sondear la red en función de temas/keywords específicas: TweetDeck, Hootsuite, Alerti, HowSociable, IceRocket, Social Mention, etc.

Formalizar todas las ideas en un calendario de contenidos con el fin de recopilar y progrmar vuestros posts en intervalos regulares. Idealmente, podéis empezar por 3 veces a la semana para maximizar la tasa de engagement. Después de eso, ir caso por caso, según vuestras necesidades y el feedback de vuestra comunidad.

Ejemplo programación contenidos marketing mensual

Ejemplo de planificación de contenidos febrero’18

3. Utilizar TODO lo que ya tenemos

Uno de los errores más habituales es no construir sobre lo ya conseguido. En general, ya existe mucho contenido interesante y sólo está pidiendo ser explotado. Es el caso de numerosas marcas cuyos sites están llenos de ideas de contenidos, o en mi caso, tengo doctores y marcas de productos medico estéticos que tienen mucha información sobre tratamientos. Evidentemente, tendréis que realizar algunas modificaciones aquí y allí, pero es menor de los males.

En mi caso, que redacto al menos un artículo por semana para diferentes websites desde hace años, reutilizo contenidos que ya publicado, que en su momento generaron interés o son oportunos volver a publicarlos.

Por ello, antes de lanzaros en una larga búsqueda de contenidos, utilizar la que ya tenéis a mano.

4. Medir y no olvidar los “stalkers” (voyeurs)

Mantener una vigilancia sobre las métricas (likes, comentarios, RT, menciones, followers, etc.) os permitirá tomar el pulso a vuestra comunidad e identificar cuáles son los temas más populares. Esto es absolutamente fundamental. Pero cuidado, numerosos internautas son stalkers. Consumen y se interesan de forma pasiva por vuestros contenidos, pero jamás interactúan. Esto no significa que no se van a convertir. Para medir el éxito de vuestra estrategia social, tened en cuenta también el aumento del número de visitas a vuestro site o landing page.

Elaborar una estrategia de contenidos en las redes sociales, es un poco como cuidar una relación: hay que saber escuchar los deseos de tu comunidad, ser pacientes, y no estar siempre hablando de uno mismo y flexibles para adaptarse cuando la estrategia no funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*