Content Marketing, 4 errores que hay que evitar

29

Si disfrutáis rellenando vuestro blog de empresa con artículos y contenidos nuevos cada semana no hay que perder de vista el objetivo del Content Marketing o Marketing de Contenidos, piedra angular del Inbound Marketing: atraer hacia vosotros nuevos potenciales clientes despertando su interés y curiosidad. Una técnica de Marketing menos intrusiva y eficaz, siempre y cuando se haga con cabeza.

Para recoger los beneficios y no los efectos negativos, aquí os dejo 4 errores clásicos que debéis evitar imperativamente cuando os metáis en esto del Content Marketing.

Content Marketing, 4 errores imperdonables

Error 1: No definir una estrategia editorial de marketing de contenidos antes de lanzarse

Hacer que las ofertas sean atractivas gracias al contenido que producimos no es algo que surja del azar, debe empezar por una estrategia reflexionada, basada en la fijación de  un objetivo y un target.

Es fundamental fijarse un ritmo regular de publicaciones con el fin de no dejar huérfano de contenido nuevo el blog.

Este punto de partida proporciona una guía que evita el empezar como “pollo sin cabeza”, y que hay que mantener en el largo plazo para ser coherentes con vuestro discurso y tono, al mismo tiempo que afirmáis nuestra identidad. Por ello es esencial no contradecirse, ni publicar contenidos que no correspondan con la marca. Lo ideal es agrupar el conjunto de esta visión y sus reglas en una línea editorial que sirva de referencia para los colaboradores. Esto no quiere decir que sea inamovible, si es necesario, con el paso del tiempo se puede ir ajustando.

Una vez los fundamentos establecidos, el rigor y al organización son esenciales para llevar vuestra estrategia de contenido hacia el éxito. Esto pasa por establecer un calendario de publicaciones que os permitirá alimentar regularmente a vuestro target y evitar momentos de falta de inspiración.

Aquí os dejo un ejemplo una de mis planificaciones mensuales  de contenidos de Marketing, que es el resultado de una estrategia global anual de contenidos, que empieza por algo general y que luego voy concretando mes a mes. Junto con estos contenidos propios de la empresa, se programan contenidos de noticias de salud y belleza de fuentes externas, con el objetivo de evitar el error del siguiente punto.

Ejemplo programación contenidos marketing mensual

Pero tener cuidado con fijarse objetivos demasiado ambiciosos: pensar que podemos producir contenidos todas las semanas, cuando nuestros recursos son limitados, solo producirá frustración por lo alcanzarlo. Lo importante al final es privilegiar la calidad a la cantidad: un contenido adecuado tendrá más posibilidades de sobrevivir más tiempo.

Error 2: Content Marketing para la empresa y no para los clientes

La trampa en la que es fácil caer es la de intentar valorizar a la empresa demostrando su experiencia  con tenidos. ¡Error! No solamente es probable que este enfoque sea percibido como demasiado comercial, sino que además, puede que no estéis respondiendo a las necesidades y dudas de vuestros clientes y potenciales clientes.

Para hacerlo correctamente, debéis identificar y hacer un perfil de los diferentes personas que participan en la decisión de compra (los “buyer’s personas”) y conocer las etapas calves por las que pasan (“buyer’s journey”) para acompañarlas de una forma adecuada. Y para completar la red de contenidos adecuados, deberéis crear diferentes tipos de contenido, genéricos o específicos, dirigidos al conjunto de vuestro target .

El conjunto de contenidos difundidos de manera progresiva en vuestro blog podrán ser difundidos (por e-amailing y redes sociales, directorios de publicación de contenidos) en un orden y un ritmo coherente (Nurturing) hacia cada uno de vuestros objetivos de clientes en sus diferentes etapas de relación con vuestra empresa:

  • Descubrimiento: Conocimiento de la empresa y de sus ofertas.
  • Educación: Los beneficios que pueden obtener.
  • Consideración: Los puntos claves que nos diferencian de la competencia.
  • Decisión: presupuesto previo a la compra.

Entender nuestro target es fundamental para que se interese por vuestro contenido, pero eso no es todo. Existen otros componentes indispensables que hay que tener en cuenta:

  • Producir un contenido de calidad con el suficiente valor añadido para justificar el tiempo dedicado a leerlo.
  • Pasar demasiado rápido sobre los temas con artículos muy cortos.
  • Redactar de forma sencilla y agradable de leer, con un diseño aireado, evitando cualquier falta ortográfica.
  • Pensar en incorporar imágenes en medio de los textos para romper la monotonía de la lectura.
  • Intentar producir contenido original, o que al menos se diferencie lo suficiente de lo ya se ha hecho.
  • Sed “mobile-friendly”: más de la mitad de la lectura de vuestros contenidos se realizarán en un soporte mobile.
  • Los artículos y los libros blancos, están bien, pero es importante alternar los formatos de contenido para mantener a vuestra audiencia atenta: noticias sobre nuestro sector, videos, podcasts, infografías, dibujos, quizz, tests, etc.
  • Volviendo al principio de este punto, aplicar el principio de Pareto, la regla 80/20, 80% contenido del sector y 20% contenido propio, para evitar ser visto como demasiado comercial y ser vistos como un referente de vuestra especialidad.
Tiempo ideal de lectura de un artículo de blog es de 7 minutos, 1600 palabras

Tiempo ideal de lectura de un artículo de blog es de 7 minutos, 1600 palabras

Error 3: No lograr el engagement de clientes, empleados y socios

Si lográis interesar a vuestros clientes y potenciales clientes, ya es una primera victoria, pero llegar a la etapa del engagement, es aún mejor. Vuestro blog debe dar la opción a vuestros lectores de comentar el contenido, para animarlos a reaccionar y a compartir su opinión. Si lo lográis, nada de quedaros pasivos, debéis mantener el debate para favorecer la participación de otros lectores.

Este principio es válido no sólo para vuestro blog sino también para cada red social en la que se difunda el contenido, gracias a los botones de compartir que habréis colocado correctamente en los artículos.

Pero cuidado con no perder de vista vuestro objetivo comercial inicial: si un potencial comprador se interesa por vuestro contenido, dadle la oportunidad simple y rápida de acceder a vuestras ofertas, incluyendo en vuestro contenido o cerca de él, un Call to Action (CTA) que le empuje a actuar, pero sin ser demasiado intrusivo.

El engagement también incluye a los empleados y socios, que gracias a su participación, pueden contribuir a la diversificación de los contenidos producidos y también a un eficaz efecto multiplicador de su visibilidad.  Este concepto de “Employee Advocacy” les convierte en verdaderos embajadores de la empresa, pudiendo llega al Social Selling. Con herramientas de Content Marketing Automation se puede gestionar de forma sencilla la multidifusión de contenidos.

Nunca cerrar la puerta de vuestro ecosistema. No tengáis miedo de promover o agregar contenidos buenos de otros, ya que algún día os lo podrían agradecer con Backlinks. En esta línea, pensad en invitar a colaboradores externos a participar en vuestra aventura editorial. Abrirse y compartir son las llaves del éxito.

Error 4: No mantener vivo el Marketing de contenidos en el tiempo

Una vez que un contenido ha sido producido y difundido lo más ampliamente posible, gracias a vuestros colaboradores, el trabajo aún no ha terminado… estamos a medio camino. Si habéis logrado crear un contenido de calidad, sería un pena que este desaparezca rápidamente en el limbo de Internet sin haber aprovechado todo su potencial.

Para evitar esto, es necesario:

  • Optimizar el posicionamiento natural (SEO) con el fin de que los internautas tengan la oportunidad de encontrar vuestro artículo en la primera página de Google. Si vuestro artículo debe ser redactado con el objetivo prioritario de ser pertinente y agradable a la lectura, la inserción (con las etiquetas semánticas correctas) de las palabras clave en el título y en las diferentes h1, h2 y h3, y al principio del texto son fundamentales, al igual que la colocación de hipervínculos hacia otros contenidos del blog o de la web corporativa.
  • Pero también es fundamental hacer vivir este contenido en el largo plazo de forma proactiva. Al igual que se establece un calendario editorial para estimular la producción, también hay que definir un calendario de difusión para cada uno de vuestros contenidos. Paralelamente a las acciones de emailing, el uso de las redes sociales os permitirán mantener una visibilidad de los contenidos durante semanas, meses, incluso años para los contenidos más completos y genéricos de ellos. Esta difusión en redes sociales la podeis potenciar con pequeñas inversiones para su promoción.
  • Igualmente, aparte de generar nuevos contenidos, es fundamental volver a mover contenidos pasados, por lo que a la hora de planificar la estrategia de contenidos debéis combinar nuevos contenidos con antiguos.

Aquí es donde intervienen herramientas de automatización de Marketing de Contenidos, que permiten agrupar el conjunto de vuestros contenidos en una sola plataforma y también programar un calendario de difusión adaptado a cada red social (Facebook, Twitter, Instagram, etc.) de forma sencilla y automatizada. Otra opción, si estáis empezando o la empresa en la que estáis no quiere invertir mucho dinero es recurrir a plataformas de gestión de redes sociales, como HootSuite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*